¿Por qué mi móvil no carga la batería? Causas y soluciones

móvil no carga la batería

¡Mi móvil no carga la batería cuando la conecto al cargador! Estamos aquí para aportar algunas soluciones a este problema común. La intención de este artículo es ayudar a nuestros lectores a recuperar la óptima operatividad, a la hora de utilizar su smartphone.

Como ya mencionamos, este inconveniente suele presentarse con regularidad en distintos modelos, independientemente de la marca o empresa fabricante. Esto nos ha ayudado para recolectar información de las múltiples causas del problema, lo que se traduce en diversas soluciones, por lo que si no consigues revivir a tu móvil con los métodos más sencillos, podrás proceder con los últimos de la lista.

Revisa el estado del cable

Los smartphone disponen de varios componentes que necesitan estar en buen estado y funcionando correctamente para que el uso del dispositivo sea correcto y satisfactorio, de lo contrario, comenzarán los dolores de cabeza para el usuario. Uno de los accesorios más importantes es el cable USB.

Lo primero que debes revisar cuando tu batería comience a presentar problemas es el cable USB porque se trata del componente que puede deteriorarse con mayor rapidez. A su vez, y para suerte de los usuarios, representa el accesorio más económico de reemplazar.

La mejor forma de verificar el estado de este elemento es cambiando la fuente de alimentación, es decir, normalmente lo conectamos al cargador del móvil, pero prueba con el ordenador. 

Si al hacerlo, la PC reconoce tu dispositivo o cualquier otro, sabrás que el problema no es el cable, pero si no conecta quiere decir que ha llegado el momento de sustituirlo por uno nuevo.

Revisa funcionamiento del adaptador

Una vez que hayas comprobado que el cable funciona de manera correcta y tu móvil sigue sin cargar, es momento de verificar el estado del adaptador o cargador, otro componente que puede presentar fallas con el paso del tiempo. Este accesorio suele descomponerse, luego de alguna subida de tensión o por sobrecalentamiento.

Es importante desconectarlo al terminar de cargar la batería del smartphone y, si es posible, conectarlo siempre a una regleta con protección a la sobretensión. De esta forma podrás mantener la integridad del cargador por mucho más tiempo. También se recomienda evitar cubrirlos con cualquier otro objeto durante la carga.

Por supuesto, la mejor manera de comprobar el correcto funcionamiento del cargador es, en principio, probar en otro enchufe porque suele acostumbrarse a utilizar el mismo, por ejemplo, el que nos queda más cerca de la cama. 

Intenta con diferentes fuentes de poder y múltiples dispositivos. Si notas que otro equipo carga normalmente y en el tuyo no, es muy probable que el problema sea tu dispositivo.

móvil no carga la batería

Puerto USB dañado

Si has descartado la posibilidad de que la falla sea originada por un accesorio defectuoso, es probable que el inconveniente provenga del móvil. Una de las posibilidades es que se trate del puerto USB averiado. Esto puede significar un dolor de cabeza, sin embargo, hay una manera sencilla de intentar repararlo sin tener que acudir al servicio técnico.

Este inconveniente se presenta debido a que se le da mucho uso al puerto USB, por lo tanto, con el paso del tiempo puede moverse provocando que no haya un contacto correcto y, como consecuencia,  tu dispositivo no se cargue de manera efectiva. Es importante destacar que esta falla se puede notar, previo a que deje de funcionar completamente. Así puedes solucionarlo:

  • Apaga el móvil y extrae la batería.
  • Busca un objeto muy fino para introducirlo en el puerto USB e intenta enderezarlo. En este paso es sumamente importante que tengas mucho cuidado para no romperlo.
  • Luego de que le hayas devuelto la posición correcta a este componente,  vuelve a colocar la batería e intenta cargar el dispositivo.

Ahora bien, el gran inconveniente con esta alternativa es que en el caso de los móviles modernos su batería no es extraíble. Si esa es tu condición, deberás acudir a un profesional para que pueda solucionar el problema sin provocar daños en tu dispositivo.

Estado de la batería

Por supuesto que una falla con la carga del dispositivo, en muchas ocasiones, tiene como principal causa la batería. Esta pieza se desgasta luego de un tiempo determinado de uso o por un defecto de fábrica.  el motivo, Cualquiera que sea el motivo, en estos casos, lo mejor sería reemplazarla por una nueva.

Este procedimiento puede ser un tanto drástico, sobre todo, si se trata de un móvil con poco tiempo de uso. Además, la batería suele mostrar indicios de desgaste durante mucho tiempo hasta que deje de funcionar completamente. 

Te recomendamos monitorear su estado mediante aplicaciones como Ampere (App para Sistema Operativo Android), que se encarga de determinar si funciona correctamente.

Una vez que hayas comprobado el estado de la batería y si, en efecto, se trata de una desgastada, debes buscar un repuesto de calidad. En caso de que tu móvil no permita extraerla, deberás acudir al servicio técnico. Ten en consideración que si decides hacerlo por tu cuenta podrías causarles daños irreparables al equipo, por lo que si no estás acostumbrado a manipular estos artículos, busca a un profesional.

Problemas con el software

Esta es una de las causas menos probables, pero si ya has leído las anteriores y ninguna es tu caso, quizás pueda ser un problema con el software. Para empezar debes comprobar que ninguna aplicación recientemente descargada o actualizada esté gastando demasiada batería y por lo tanto no permita que se cargue el móvil, provocando incluso un sobrecalentamiento.

Otra posibilidad sería la nueva actualización de software y tu móvil, al ya tener cierto tiempo no sea capaz de soportar y por eso no se cargue. La solución a este problema es restaurar los valores del teléfono a los que trae por defecto. Si vas a proceder de esta forma, recuerda realizar una copia de seguridad para no perder los datos almacenados.

¿Se te ha mojado el móvil y ahora no carga?

En este particular, lo primero que debes hacer es permitir que el móvil se seque por completo, de esta forma evitarás que se produzcan daños. Si luego de haberse mojado el teléfono no quiere cargar es probable que el puerto USB no esté seco.

La mejor manera de asegurarse de que no tenga humedad es intentar pasarle un bastón con algodón por el puerto. Si el problema persiste es probable que se haya dañado un componente interno del móvil.

Lo más recomendable es acudir al servicio técnico para un diagnóstico profesional del estado del dispositivo. Debes buscar una solución rápida porque si se forma óxido no podrás arreglarlo.

Conoce por qué la cámara del móvil no funciona.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: